LLOG VR – simulador logístico en realidad virtual a escala milimétrica

Hoy quiero compartir con vosotros el primer de una serie de artículos «making-of» «cómo se hizo» LLOG VR.

realismo y detalle hasta el límite de la obsesión

Uno de los objetivos principales de LLOG VR fue crear un simulador logístico en realidad virtual lo más realista posible. No sólo se trata de proporcionar a los usuarios una experiencia lo más parecida a la realidad empresarial, sino que se trata de que la experiencia tenga significado.

Cuando la simulación es realista, adquiere significado y esto es percibido y reconocido por los usuarios. Cuando algo tiene significado para ti, te implicas más. Sientes de lo que haces es de verdad, es importante para ti y para tu crecimiento personal y profesional.

Se trataba entonces de ver hasta que límite de realidad éramos capaces de llevar el desarrollo en realidad virtual: modelado, texturizado, iluminación, interacción, sensaciones, etc. debían ser lo más fieles a la realidad. El mimo y el cariño por hacer las cosas bien y por el detalle ha llegado hasta el límite de la obsesión. De esto ya he ido hablando en este blog y lo seguiré haciendo.

un escenario a escala humana

Pero empecemos por el principio. El desarrollo tenía que tener la misma escala humana. Esto es, en el escenario virtual todo debía tener el mismo tamaño y geometría que en el mundo real (escala 1:1).

El almacén, los vehículos, los palets y las cajas… debían ser exactamente igual que en el mundo real. Perseguimos el siguiente objetivo: al ponerte las gafas de realidad virtual tu cerebro debía sentir que literalmente estabas en un almacén, tan real como los de verdad. Al instante no notarías la diferencia, y olvidarías que en realidad todo es una simulación.

el euro-palet virtual como referencia

Como sabéis, en logística se puede decir que uno de los objetivos más importantes es la estandarización. Así que todo gira en torno a la compatibilidad con la unidad de carga; el palet y los productos.

Así que debíamos empezar por ahí, creando un palet virtual que fuera exactamente igual que un palet real. Y así lo hicimos Jordi Tormo y yo.

Nos juntamos una tarde en su casa y empezamos creando un euro-palet en medio de un mundo virtual vacío. ¿Te acuerdas del «constructor» de Matrix? pues fue así exactamente.

Le dimos las medidas exactas y…

¿cómo comprobar que estaba bien hecho?

Pues tan sencillo como poner un palet de verdad en el suelo y hacerlo coincidir espacialmente con el virtual. Al tocar con los mandos el palet virtual por su perímetro deberías de notar físicamente el real.

 

making-of de LLOG VR – el europalet como referencia

 

making-of de LLOG VR – el europalet como referencia

 

making-of de LLOG VR – el europalet como referencia

perfección a escala milimétrica

¿Lo habíamos hecho bien? ¿cuál era el error? Lo medimos y nos sorprendió el resultado. Sobre el largo del europalet (1200 mm) había apenas  ±1 mm de diferencia entre la sensación táctil y la visual. Esto es un ±0.08% de error en las distancias cortas (aprox. 1 metro).

Literalmente habíamos alcanzado el límite del hardware que utilizamos (HTC VIVE), que por otro lado es impresionante. Si te interesa saber más sobre la precisión de posicionamiento del equipo HTC VIVE VR, te recomiendo la lectura de este y este otro artículo.

Las siguientes imágenes ilustran nuestra experiencia.

making-of de LLOG VR – el europalet real y el virtual apenas se diferencian

 

making-of de LLOG VR – el europalet real y el virtual apenas se diferencian

 

making-of de LLOG VR – el europalet real y el virtual apenas se diferencian

Ahora ya teníamos un elemento de referencia sobre el que construir todo el escenario de LLOG VR. Las estanterías, las cajas, el edificio, las puertas, el vehículo, los contenedores, etc… todo se podía incluir en el mundo real con sus medidas exactas, no hacía falta corregir la escala de los objetos.

Si el error de la sensación táctil sobre la visual en las distancias cortas es de ±0.08%, como te puedes imaginar el error percibido por la vista es cero.  En especial cuando observas un escenario que es mayor que tú: el almacén, el camión, la estantería.

Hasta aquí el primer artículo «making-of». Cuando tenga tiempo os contaré más cosas interesantes, pero ¿a qué esperas para probarlo por ti mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *