LLOG – una planta piloto en miniatura (parte 2)

lectura en 7 min.

En un artículo anterior estuve explicando qué es LLOG, cuáles son sus objetivos, sus tres facetas fundamentales (lo físico, lo lógico y lo humano) y algo sobre la experiencia de los alumnos. Hoy quiero compartir con todos vosotros algo más sobre LLOG, el pequeño juego que pretende ayudar a formar a los grandes profesionales de la logística; simplemente son algunas cosas interesantes sobre este nuevo proyecto de innovación docente y otras ideas sobre las que comienzo a reflexionar gracias a los comentarios recibidos estos días.

LLOG - un juego para grandes profesionales de la logística

LLOG – un juego para grandes profesionales de la logística

el vídeo

Empezaré compartiendo este fantástico vídeo que ha hecho el área de comunicaciones del Campus d’Alcoi de la Universitat Politècnica de València. Se colaron una vez más en nuestro laboratorio e hicieron este gran trabajo que os invito a ver, en él intento explicar en primera persona lo que es LLOG.

superando las dificultades

En el artículo anterior expresé la importancia del trabajo de los profesores, y también nuestra responsabilidad con la formación de nuestros alumnos. No valen las excusas, nuestro deber es intentar facilitarles la mejor experiencia y formación posible… aunque a veces las cosas no son (o no nos las ponen) nada fáciles. Os voy a confesar algo que me sucedió durante el desarrollo de LLOG, para que cada cual saque sus propias conclusiones, y siempre con espíritu constructivo

Hace meses pensé que LLOG no estaría completo, no sería realista si no disponía de un SGA (Sistema de Gestión de Almacén). Los que conocéis este tipo de software sabéis que no es tan sencillo como parece. Aunque existen muchos (incluso algunos son software libre), tenía que decantarme por uno, adquirirlo, instalarlo en algún servidor, personalizarlo para el escenario de LLOG (ubicaciones, productos, códigos de barras), y por supuesto también adquirir un lector de códigos de barras.

  1. Estuve repasando el estado del arte (SGA actuales) y me decanté por uno de una empresa muy conocida en España. Me pareció buena idea, pues en mis clases hago referencia a otros productos de dicha empresa, y en mi labor profesional incluso he recomendado y presupuestado sus soluciones. Así que antes de agosto (cuando LLOG apenas era una idea) contacté con uno de los responsables de la firma. Le comenté lo que quería hacer, sus objetivos docentes, y le expliqué que sería genial poder contar con su colaboración. Le solicité una licencia (gratuita) de su software. Aunque fuera una versión de demostración o con menos funcionalidades sería suficiente. Mis alumnos aprenderían la importancia de un SGA, y como futuros profesionales que serán muy pronto ya conocerían el software de esta empresa, tal vez podrían ser futuros clientes de la firma. La idea fue entendida y parece que gustó en la empresa. Muy amablemente me ofrecieron una versión demo, pero con una licencia limitada a 30 días. En principio era lo que pedía, pero en 30 días yo no tenía tiempo suficiente de diseñar, montar y probar todo el juego. Solicité en varias ocasiones, por favor, una licencia sin límite de tiempo, aunque se sacrificaran prestaciones del software, el tiempo pasó y ni siquiera recibí respuesta. Desaparecieron.
  2. En paralelo, contacté también con una gran asociación de empresas españolas. Los conozco y están muy interesados en colaborar con las Universidades, conscientes de que los estudiantes actuales serán los profesionales y gestores del mañana. También a ellos les expliqué el proyecto y les pedí lo mismo (una licencia de software y un lector). Disponían de ello y el coste para esa asociación es insignificante. A cambio, por supuesto, tendrían promoción gratuita y podríamos compartir los resultados del proyecto educativo. La respuesta: nos parece muy interesante, pero de momento no.
  3. Tercer intento: la propia Universidad. Se supone que mi Universidad debería apoyar este tipo de proyectos ¿no? Incluso debería haber presupuesto para algún tipo de acciones especiales o equipamiento. Bueno, a día de hoy sigo esperando a que los responsables ‘financieros’ con los que hablé me contesten. Simplemente, no hay respuesta.

Pasaron tres meses y se acercaba la fecha de la práctica, no tenía SGA, ni tampoco lector. El proyecto estaba en peligro, así que tomé una decisión: programaría mi propio SGA y tendría que pagar yo mismo la compra de todos los elementos necesarios. Así ha sido, en aproximadamente un mes desarrollamos partiendo de cero el SGA (gracias a la ayuda y talento de Adrián García, actual colaborador en implexa), y me he gastado más de 1200€ de mi bolsillo (e ingresos de otros de mis proyectos) … que ya veremos si recupero algún día.

integración de un SGA y un lector de códigos de barras en LLOG

integración de un SGA y un lector de códigos de barras en LLOG

Os confieso y comparto todo esto por varias razones. No penséis que estoy enfadado ni guardo rencor, simplemente pienso que fue el reflejo de nuestra actual Universidad y actual entorno. Desde fuera, las empresas nos critican que los profesores universitarios estamos alejados de la realidad empresarial, y desde la Administración que no hacemos innovación y transferencia de tecnología con las empresas, que las Universidades deberían auto-financiarse. Como luego volveré a repetir, no tiro la toalla, tengo la puerta abierta y seguiré intentado que alguna empresa y/o asociación decida colaborar o participar en este u otros proyectos, serán bienvenidos.

Gracias a mi experiencia profesional (he diseñado y desarrollado varios SGA ‘de optimización inteligente’ que actualmente funcionan en algunas empresas), en menos de un mes hemos desarrollado un software básico pero completamente funcional que demuestra los principios básico de un SGA. Es ‘nuestro’ software, y en el futuro podremos añadir nuevas funciones (algunas serán sorprendentes, ya veréis!). Los alumnos podrán desarrollar y programar proyectos relacionados con él, experimentar, ver cómo está estructurado y programado, etc. Creo que finalmente, lo que no te destruye te hace más fuerte.

LLOG SGA

El SGA de LLOG está programado como una aplicación web mediante HTML5, CSS3, AJAX, PHP, JS, MYSQL. Su diseño es adaptativo, y puede manejarse desde cualquier sistema operativo (Windows, Mac, GNU/Linux, Android, iOS) y dispositivo (portátil, teléfono, tabletas… incluso en el televisor de mi casa!) sin necesidad de instalar nada. Su diseño y programación es minimalista pero funcional. Teníamos menos de un mes y tenía que funcionar. Pero esto es sólo la primera versión, hay mucho más por venir.

el SGA de LLOG es una aplicación web

el SGA de LLOG es una aplicación web

LLOG SGA permite la administración de maestros de referencias, ubicaciones, e información adicional sobre los pedidos y los clientes. Genera listados de productos (con códigos QR) y de las ubicaciones (con códigos QR). La principal funcionalidad es la gestión de movimientos de entrada y salida de productos del almacén (mediante la lectura de códigos de barras de productos y ubicaciones), la visualización del inventario en tiempo real (de una forma lo más realista posible), y el ajuste del mismo para corregir posibles errores de los operadores. De momento, genera un listado de movimientos de almacén para que los alumnos puedan sacar estadísticas y analizar el desarrollo del proceso, pero en el futuro incorporará más cálculos y estadísticas.

inventario en tiempo real en el SGA de LLOG

inventario en tiempo real en el SGA de LLOG

Aunque los movimientos de almacén se pueden realizar de forma completamente manual, decidí adquirir un lector de códigos de barras. Es inalámbrico y compatible con cualquier tipo de código de barras de forma multidireccional, cualquier dispositivo y sistema operativo. Lo compré resistente a golpes y lavable con gel desinfectante (tenía que proteger al dispositivo de los alumnos y a los alumnos del dispositivo).

Son muchas las ideas que se han quedado en el tintero para este software, algunas tal vez verán la luz en próximos cursos.

compartiendo la experiencia LLOG

Desde hace años que vengo compartiendo gran parte de mi trabajo, LLOG no iba a ser menos. Compartir es bueno. Una de las mejores cosas es que te abres a otras opiniones, a nuevos puntos de vista e ideas. De antemano, doy las gracias a todos aquellos y aquellas que me habéis felicitado y que me estáis haciendo llegar vuestros comentarios. Quiero que sepáis que algunos de vuestros comentarios me están aportando mucho, y generando nuevas ideas para el uso de LLOG.

compartiendo la experiencia LLOG como planta piloto en las empresas

compartiendo la experiencia LLOG como planta piloto en las empresas

LLOG no sólo será utilizado con mis alumnos en la Universidad, tengo previsto compartir la experiencia también en empresas con verdaderos profesionales. ¿Os imagináis el potencial? Por supuesto LLOG servirá para formar a futuros empleados o responsables de almacén, pero también para muchas otras cosas:

  • Por ejemplo, se pueden generar y simular diferentes escenarios para ver cómo responden las personas a diferentes circunstancias. ¿Dónde estuvo el problema, hubieron conflictos, cómo se puede resolver de la mejor forma posible? Desde el punto de vista de Recursos Humanos,
  • LLOG puede facilitar la comprensión de la importancia de una visión por procesos, donde las personas deben actuar pensando en su cliente, facilitar la labor al siguiente eslabón de la cadena de suministros, no sólo actuar pensando en su principal función.
  • Con LLOG podemos adoptar diferentes roles ¿seré bueno gestionando equipos? ¿puedo trabajar bajo presión? ¿defino adecuadamente los objetivos a cumplir? ¿soy un buen líder? etc.
  • También se puede poner a prueba el propio sistema de información, ¿por qué no usar LLOG con el propio ERP y SGA de la empresa durante su implantación y antes de la puesta en marcha o producción?
  • También podríamos entrenarnos frente a contingencias e imprevistos ¿qué hacer si falla la conexión inalámbrica? ¿y si cae el servidor o hay fallos en la base de datos? ¿cómo podemos garantizar la coherencia de la información y servir a tiempo?
  • Podría generar diferentes escenarios de complejidad de productos (pesos, volúmenes, fragilidad, caducidad, trazabilidad), naturaleza de la demanda (estacionalidad, demanda en crecimiento, obsolescencia), rupturas de inventario, urgencias, cambios en la planificación, etc.
  • LLOG puede servir para poner a prueba el propio proceso logístico (reingeniería e integración de procesos) ¿es adecuado nuestro proceso? ¿es eficiente y robusto? ¿existen cuellos de botella?
  • LLOG permitiría evaluar y mejorar la integración del proceso de almacén con otras facetas (aguas arriba y aguas abajo) como la facturación y el servicio al cliente, el reparto, la planificación y optimización de rutas de transporte, decisiones sobre flotas de vehículos propias y subcontratadas, etc.

Estoy convencido de que LLOG es una mini planta piloto. Pequeña, portátil, versátil y asequible, con un enorme potencial para las empresas.

Todavía tengo más cosas que contar… continua en la parte 3 (vídeo), y en la parte 4 (conclusiones).

5 pensamientos en “LLOG – una planta piloto en miniatura (parte 2)

  1. 17 noviembre, 2016 a las 3:28 pm

    Gracias Gustavo, hablamos cuando quieras.

  2. Gustavo
    17 noviembre, 2016 a las 3:24 pm

    Excelente! Me encanto la idea, he diseñado un proyecto de juego logistico para la carrera de grado en Argentina en la universidad de quilmes. Me gustaría intercambiar ideas, tal vez pueda sumar algunos conceptos.

    Al igual que tu no contamos con presupuesto, pero siempre le ponemos pasión para mejorarlo.

  3. Marvin
    1 febrero, 2016 a las 11:44 am

    Que buena metodología de enseñanza, yo estoy trabajando actualmente mi tesis de graduación de
    Master en Logistica en El Salvador. Y trata sobre la implementación de laboratorios practicos para las asignaturas del Master….

  4. 6 diciembre, 2014 a las 11:06 am

    Gracias por tus comentarios Josep, miraré lo que dices y seguiré buscando apoyo económico para hacer más cosas.

    Patentar un juego no es sencillo ni barato. Son muchos los elementos que forman parte de un juego y cada uno se debe registrar de un modo diferente. Además incluye elementos no patentables (juguetes de otras empresas, y el software). Por otro lado, nada impide que alguien pueda cambiar algunos elementos y copiar la idea.

    Así que lo mejor es difundir la idea, como estoy haciendo. Dejando constancia de su autor, origen y fecha. Y en la medida de lo posible ir rentabilizándola … Y sobre todo, usarla para los fines docentes para los que se creó.

    Gracias de nuevo, seguimos en contacto.

  5. 6 diciembre, 2014 a las 8:26 am

    Alex, me parece que deberías patentar este proyecto, es muy interesante.

    No se si has pedido ayuda a ICIL Barcelona, es un centro de Formación Logística y de Investigación. Fundación LA CAIXA también suele apoyar proyectos interesantes.

    Todo mi apoyo moral en el proyecto, es una herramienta muy necesaria para la formación logística, que está considerada la más importante para la reducción de costes en las empresas.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *