comprendiendo el mercado: juego de simulación de bolsa

lectura en 7 min.

Una de las asignaturas que imparto en el ‘Grado de Administración y Dirección de Empresas’ es la de ‘Introducción a la administración de empresas’. En las primeras lecciones, el objetivo es aprender el concepto de empresa y las relaciones que existen con su entorno. Y en el momento actual, es importante que los alumnos aprendan las variables del entorno y que comprendan la complejidad del mercado.

¿qué es el mercado? ¿qué es la oferta y la demanda? ¿por qué los precios de los productos o el valor de las acciones suben y bajan? ¿tiene algo que ver con la dichosa prima de riesgo

Aunque no es mi objetivo explicar qué es la bolsa y los detalles de las empresas que cotizan en bolsa (eso se explica en otras asignaturas); desde hace años que en clase hago un pequeño juego de inversión en bolsa con unas cuantas diapositivas que muestran la evolución de una serie histórica de cotización. A partir de la experiencia y con mis explicaciones, los alumnos comprenden conceptos tan importantes como: la incertidumbre, la previsión, la confianza, el riesgo, la inversión, la rentabilidad, el análisis, variables, datos e información.

Pero mi juego tenía un problema, siempre era igual. Llevaba siempre al mismo resultado sin considerar que dependiendo de las decisiones de los jugadores el resultado es variable. Por ello, estuve buscando juegos de simulación de bolsa para usar en clase. Existen muchos y muy buenos, incluso gratuitos. Algunos más sencillos y otros realmente son para profesionales de la inversión. Después de valorarlo, pensé que yo mismo podría hacer mi propio:

juego de simulación de bolsa | Espécula S.A. 

¿cómo está programado?

El juego está programado como una aplicación web (web app), lo que permite jugar a través de internet desde cualquier ordenador o incluso un iPad (cualquier tableta) o un teléfono móvil actual.

Utilizo un servidor GNU/Linux donde está alojada la aplicación (todos sus ficheros) y una base de datos MySQL. Por supuesto, también es necesario tener instalados los servicios PHP (para las consultas a la base de datos) y Apache (para el acceso a las páginas web). Las páginas web están programadas en HTML5, con hojas de estilos CSS3, y rutinas Javascript con JQuery.

web app

Y para las consultas de datos y refresco de la aplicación se usó AJAX, que como sabréis permite hacer que la aplicación web sea realmente interactiva. El funcionamiento básico se resume en la siguiente imagen.

ajax

Todo esto, al principio parece complicado, ya que son diferentes tecnologías, servicios, y capas que deben estar muy bien estructuradas y relacionadas. Una vez que has completado el diseño básico, podríamos decir que lo aprendido te puede servir para otro tipo de aplicaciones.

Resumiendo, el juego estaba estructurado en cuatro partes:

  • un panel de control para el administrador (el profesor) desde donde poder reiniciar el juego, pararlo, limpiar estadísticas, etc.
  • una página para el cliente (el alumno) desde donde poder jugar y ver el desarrollo de su juego
  • un cuadro con la clasificación (el ranking) de los jugadores que más ganan o que más pierden, y que tenía pensado proyectar en el aula para darle más emoción
  • un jugador robot (un bot) que jugaría en segundo plano añadiendo ruido e incertidumbre al juego

Todo ello me llevó unas 5 tardes de trabajo.

el juego

Intenté que el juego fuera lo más sencillo posible, pero que al mismo tiempo permitiera la interacción del grupo (el mercado), y se pudiera observar algunos efectos: la subida y bajada de precios, su evolución histórica, la incertidumbre, los valores en curso, la clasificación de jugadores, e incluso algo de información ¿útil?.

Jugar es fácil, el jugador se conecta a la página web, y pone su nombre (alias) si quiere aparecer en el ranking. A partir de ese instante, con un capital inicial disponible igual para todos los jugadores y un valor inicial de precio por acción, comienza el juego!

Para simplificar, todos los jugadores comprarían y/o venderían acciones de una única empresa, a la que llamé Espécula S.A. ¿Alguien ha pillado el juego de palabras? El único límite para comprar es el capital disponible (contantes y sonantes), y no pondría ningún límite para la venta de acciones. Es decir, si tienes dinero puedes comprar lo que quieras, y siempre podrás vender la cantidad que quieras, eso si, ambas acciones según el valor por acción en curso.

juego de simulación de bolsa

Así que el jugador (el alumno), tan sólo debe observar la evolución del mercado, decidir la cantidad de acciones a comprar (o vender) y el mejor momento para hacerlo. Según lo haga el valor de todo su activo puede subir o bajar… ganando o perdiendo dinero sobre el capital inicial disponible, y por tanto obteniendo una determinada rentabilidad.

Como te imaginas, el sistema estaba programado para que según la demanda de compra, u oferta de venta de acciones, los precios fueran cambiando. Así que ‘sin saberlo’ los alumnos cuando deciden comprar encarecen el precio (y aumentan el valor de sus activos), pero si deciden vender abaratan (y disminuyen el valor de sus activos).

Durante el juego, la cotización evolucionará según las decisiones e interacción de todos… y por tanto condicionará sus próximas acciones, etc. Dando lugar a un resultado variable. Para añadir, algo de incertidumbre y ruido, programé un bot que jugaba por su cuenta (comprando y vendiendo acciones) de manera que siempre había cierta variabilidad al alza o a la baja del precio de la acción.

Por último, en la pantalla del jugador cada cierto tiempo iba apareciendo información, rumores, datos sobre la empresa Espécula S.A. … ¿condicionaría esto también sus decisiones? ¿actuarían de diferente modo (arriesgado, especulativo, conservador)? ¿se observaría el efecto burbuja?

Mi intención es que el juego fuera divertido, imprevisible y por supuesto que aprendieran muchas cosas durante la experiencia.

las pruebas

Lógicamente, antes de hacer la experiencia en clase fue necesario hacer algunas pruebas para asegurarme que todo funcionaba como es debido. Para ello, hice dos cosas, primero pedir ayuda a mis compañeros para que probaran el juego y a algún amigo programador (con ojo crítico). Estuvo muy bien, ya que algunos me dieron nuevas ideas y sugerencias. Y por otro lado, probar el juego de manera autónoma haciendo que los jugadores robot, jugaran unos contra otros… tal y como muestra la siguiente pantalla. Todo parecía correcto, el servidor iba bien y el juego se desarrollaba de manera estable.

bots jugando a la bolsa

la experiencia

Hoy ha sido la prueba de fuego. La experiencia ha sido agotadora pero muy satisfactoria. Ha costado un poco comenzar y poner orden en el aula, pero luego … el juego ha hecho su magia. Los alumnos y alumnas se han implicado a tope, y los equipos han comenzado a competir ferozmente. Proyectar el ranking en la pizarra ha sido esencial, a los alumnos les encanta competir.. y sobre todo ganar!

Durante el juego, los alumnos miraban el ranking, la evolución de los valores y su cartera, discutían y sobre todo compraban y vendían como si les fuera la vida. Por toda la clase se escuchaban gritos como si fuera el parquet de Wall Street… “compra! compra! compra!”, “vende! vende! vende!” … jaja .. ha sido genial, y más de uno ha acabado acelerado y pidiendo más tiempo (viciosos!). Cuando un equipo ganaba o perdía una posición en el ranking se oían gritos de alegría. Y si llegaban tarde a actuar… no os digo lo que decían. Muy divertido y caótico.

Aquí tenéis una imagen que muestra la evolución que veían los alumnos (en tiempo real) durante uno de los juegos (se puede observar el volumen de compra venta realizado y la variación en precio de la acción en el tiempo). Veréis que el comienzo del juego ha sido tranquilo pero luego ha empezado la especulación y las grandes variaciones de valor. Se observa una volatilidad importante al final de la serie.En total unos 25 minutos de juego, y el valor ha evolucionado de 20€/acción hasta más de 100.

En las siguientes, se ve más o menos como era el ambiente en el aula durante el juego:

      

Algunas imágenes en detalle de la emoción del juego:

     

Estoy contento porque en ambos grupos finalmente apareció el efecto burbuja fruto de la especulación. Algunos se hicieron millonarios, mientras que otros lo perdieron casi todo.

Así quedaron las clasificaciones de los dos grupos de alumnos:

algunas ideas interesantes

De todo esto han salido algunas ideas que podrían ser interesantes:

  • dos posibles modalidades de juego: el juego tiene un tiempo límite y gana el que mayor valor total tenga / el juego tiene un tiempo límite y gana quien tenga más capital en metálico
  • programar un bot ‘más inteligente’ que aplique diferentes tácticas para ganar dinero, competir contra él. Incluso hacer una competición de bots (eso sería más bien para informáticos).
  • que la información valga dinero y se pueda comprar algún tipo de información cuyo conocimiento ayude a ganar en el juego.
  • competir por equipos es muy interesante, los alumnos piensan, discuten y deciden en conjunto cada acción, crea una rivalidad sana, y anima mucho el juego.
  • como me temía, el navegador Microsoft Explorer no ha dado la talla con HTML5 y algunos alumnos no pudieron usar su ordenador. Google Chrome y Safari se portaron bien. Alguno ha traído su iPad, y funcionaba, no así alguna otra tableta Android, tal vez por incompatibilidad del navegador.
  • la red wifi ha funcionado, pero lógicamente, algún equipo o tableta iba lento y su equipo llegaba tarde a algunas acciones. La rapidez de las decisiones ha sido crucial. Con ordenadores conectados por cable hubiese funcionado mejor para todos, pero no hubiésemos tenido la misma comodidad en el aula.
  • esto ha sido una primera experiencia y de momento el juego no está abierto a todo el mundo, pero tal vez lo haga en el futuro. Si eres profesor y estás interesado házmelo saber.

conclusiones

Siempre me ha gustado jugar en clase. Creo que es bueno tanto para el alumno como para el profesor. Debe ser una experiencia divertida. Si se prepara y trabaja a conciencia puede ser muy provechosa, más que una clase tradicional o una práctica de laboratorio. No es fácil: pensar, construir y llevar a cabo el juego adecuadamente lleva su tiempo y su preparación. Vale la pena arriesgarse, que no te preocupe que la experiencia no salga perfecta la primera vez, tú (profesor) también aprenderás de ella y con el tiempo la irás mejorando o adaptando a nuevos objetivos y retos.

Que los alumnos compitan formando equipos es muy interesante. Los alumnos piensan, discuten tácticas y deciden en conjunto cada acción, crea una rivalidad sana, y anima mucho el juego. Además, así son necesarios menos ordenadores por aula (y la carga del servidor durante el juego es mucho menor).

Programar este juego ha sido una excusa. He aprendido un poco más sobre estas tecnologías. Ahora ya tengo una plataforma y una estructura que puede servir para muchos proyectos futuros; por ejemplo otros juegos para otras asignaturas (logística, previsión, planificación de la producción…). Durante el proceso han salido muchas nuevas ideas y sugerencias que hay que apuntarse en algún tipo de libreta de notas.

Frente a los actuales recortes en educación, la mayor saturación docente y de las aulas, la burocracia creciente y falta de motivación personal… uno debe innovar más que nunca. Te mantiene despierto y motivado. No hay que perder aquello que nos gusta de esta profesión. Y no necesariamente significa hacer todavía más trabajo, sino ‘otro tipo de trabajo’.

Pienso que es bueno compartir este tipo de cosas. Por favor, hacerme llegar vuestras ideas y experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *